main content
Unos segundos para prepararlo, 15 años para crearlo
Con respeto hasta la taza - Producido con respeto

Unos segundos para prepararlo, 15 años para crearlo

Nos hace muy felices que te encante el sabor de nuestro café. Pero no nos dormimos en los laureles; siempre estamos pensando a largo plazo en formas de hacer que los cafetos se adapten mejor al clima cambiante. 

Nos comprometemos a crear cafetos más fáciles de cultivar, más resistentes a las enfermedades y que produzcan granos aún más sabrosos. Después, los distribuimos por todo el mundo para impulsar las cosechas de los productores. Hasta ahora, hemos repartido 210 millones de plantones. 

Pero la producción de café no es una carrera a corto plazo. Se necesitan alrededor de 15 años para crear nuevas y selectas variedades. Después, se necesitan otros cinco años para probar los árboles en los lugares donde crecerán, para asegurarse que prosperarán en las condiciones del lugar. Sin embargo, vale la pena esperar. Hasta el momento, hemos lanzado 10 nuevas y deliciosas variedades de arábica y cinco de robusta. Es un proceso continuo de innovación y mejora. En los próximos años, tendremos deliciosos resultados de las pruebas que tenemos en marcha.

La próxima vez que disfrutes del sabor de nuestro café instantáneo, levanta la taza por nuestros productores de café, ellos trabajan en esto a largo plazo. 

Disfruta con más historias de respeto

    • Usamos menos agua en nuestro café

      A menudo, nuestro café se cultiva en zonas donde el agua escasea. Por eso, estamos ayudando a los agricultores a usar el agua de forma más inteligente. El café es importante, ¡pero conservar el agua es vital!

      Saber más
    • ¡Damos más vida al cultivo de café!

      En algunas ocasiones, aconsejamos a nuestros agricultores que siembren otros cultivos además de café. Por ejemplo, aguacates, chiles o nueces. La biodiversidad agrícola beneficia al suelo y es buena para nuestros agricultores asociados.

      Saber más
    • ¡A todo vapor!

      Nuestras fábricas, más eficientes, queman los desechos de posos de café para conseguir el vapor que necesitamos para producir el café soluble. Cuando prepares una taza de NESCAFÉ, disfrútalo sabiendo que hemos reducido las emisiones de carbono a la mitad en los últimos diez años.

      Saber más