main content
Frappe

CAFÉ FRAPPÉ, EL CAFÉ FRÍO IDEAL PARA TODO EL VERANO

Llega el buen tiempo, el sol calienta con fuerza y los días se alargan. Nos apetecen las bebidas frescas, ligeras, para tomar en casa, con amigos o familia o en una terraza al aire libre. El café frappé, la receta más popular de café frío, es perfecto, fácil de preparar, delicioso y apetece en todo momento.  

El café frappé es mucho más que un café con hielo, con múltiples variaciones para todos los gustos, de las más simples a las más cremosas que incluyen leche o nata. El café helado o frappé es la bebida ideal para el verano, así que vamos a descubrir su historia, cómo se prepara y todas las posibilidades que ofrece para cada día.
 

Cómo es el café frappé

El café frappé o Nescafé frappé es una de las recetas con café más populares. Su nombre viene de la palabra francesa frappé, que significa golpeado. Lo que caracteriza esta receta fría de café es la textura que se obtiene al agitar con fuerza la mezcla de café y hielo. 

El resultado es una bebida muy refrescante, que ha dado lugar a una gran cantidad de recetas frías con café, fáciles de preparar y aptas para cualquier momento del día. 
 

CAFE HELADO

Café frío o helado, una receta muy simple

Para preparar un auténtico café frappé, solo necesitas un par de cucharadas de café soluble, endulzante a tu gusto, agua o leche fría, unos cubitos de hielo y una coctelera o un bote con tapa. 

NESCAFÉ Classic tiene un sabor y aroma equilibrados perfectos para preparar esta receta y NESCAFÉ Classic Descafeinado es la opción ideal si no quieres o no puedes tomar cafeína. 

La preparación es tan fácil como poner todos los ingredientes en la coctelera o el bote, cerrar y agitar con fuerza hasta obtener una mezcla homogénea y con espuma. 

Para servir el café frappé NESCAFÉ vertemos la mezcla en un vaso alto con cuidado para mantener la espuma y está listo para saborear. La espuma que se obtiene es estable y cremosa, gracias al uso de café soluble.

La diferencia entre usar un café soluble como NESCAFÉ o un café preparado con cafetera es que, en el segundo caso, el resultado es algo más aguado y la espuma es menos estable y densa. Esto se debe a la estructura del café instantáneo. 

Esta receta de café de verano es tan fácil de preparar que se puede disfrutar en cualquier momento. Es la alternativa cremosa y perfecta al café con hielo, ideal para refrescarse después de la playa, para terminar una comida o para empezar bien el día. 
 

Cappuccino frappé y otras variaciones para todos los gustos

Con NESCAFÉ Classic podemos preparar un frappé rápido y fácil, pero esta receta básica admite muchas variantes, sabores y presentaciones diferentes que la convierten en una bebida o incluso un postre para cualquier ocasión. 

Puedes preparar un frappé cappuccino (o capuchino como algunos lo escriben) mezclando NESCAFÉ Gold Cappuccino con agua, azúcar y cubitos en una batidora. Si lo decoras con un poco de cacao en polvo o chocolate rallado tienes todo el sabor del cappuccino en frío. 

Con NESCAFÉ Gold Vainilla Latte puedes preparar un delicioso café latte frappé y con NESCAFÉ Gold Chocolate Cappuccino obtienes todo el sabor del frappé de mocha. Puedes sacar partido de tu NESCAFÉ preferido para preparar una refrescante receta de café frío. 

Además, puedes personalizar tu frappé con todo tipo de ingredientes como canela, coco rallado, dulce de leche o caramelo, sustituyendo la leche por una bebida vegetal o terminar tu café frío con un toque de nata montada o una bola de helado. 
 

FRAPPE EN LA PLAYA

Café frappé para cualquier ocasión

El café helado es tan versátil que se adapta a cualquier ocasión. Fácil de preparar, es la alternativa perfecta al café con leche del desayuno.

En las comidas o cenas veraniegas, con amigos o la familia, un café helado, un frappé latte o un frappuccino con un poco de nata es el final ideal de la comida para ir degustando durante una larga sobremesa.  

Los paseos de media tarde en verano, cuando el sol baja, son más refrescantes con un frappé para ir tomando y saboreando lentamente. De hecho, el café frappé es una alternativa ligera al helado, con el mismo poder refrescante. 

Por el mismo motivo, un café frappé bien frío es una buena opción para media mañana o media tarde, cuando necesitamos hacer una pequeña pausa en nuestra actividad diaria. 

Si eres sensible a la cafeína, puedes preparar tu frappé con NESCAFÉ Classic Descafeinado, y de este modo puedes disfrutarlo por la noche, en la terraza, mientras disfrutas de la bajada de las temperaturas, solo o con tu pareja. Compartir un café es un buen modo de compartir también un momento de tranquilidad, relajante e íntimo. 

El café está presente en nuestras vidas, a diario. El café frío es la mejor opción para seguir disfrutando del café cuando las temperaturas suben y nos apetecen alimentos frescos y ligeros. 

Sea con un cappuccino, un frappé clásico o un mocha (también conocido como moka) disfruta de tu café frío a diario gracias a NESCAFÉ. El sabor del mejor café combinado con el frescor de una receta apta para el calor.