main content

PREGUNTAS FRECUENTES

¿Cómo se hace el mejor café casero?

Con NESCAFÉ es fácil. Calienta el agua a 80 ºC, añádele al menos 1 cucharadita de café soluble NESCAFÉ granulado, echa un poquito de azúcar al gusto y remuévelo bien antes de darle el primer sorbo. Esa es la receta de café más sencilla que existe, y es la base para muchas otras deliciosas recetas de café que te harán disfrutar. Echa un vistazo a nuestra lista de recetas caseras de café, pruébalas y pronto encontrarás tu forma favorita de disfrutar de NESCAFÉ. Puede que hasta encuentres la mejor manera de prepararte un café casero. Para gustos los colores; puede que estés a punto de descubrir tu sabor favorito de café. Pruébalo y verás.

¿Qué cafés me puedo hacer en casa?

Hay muchas recetas de café que puedes hacer en casa. Puedes prepararte un cappuccino instantáneo, un café con leche con caramelo y hasta un café helado rápido. Cuando hayas dominado las recetas más sencillas, prueba las demás: un café a la almendra o un latte especiado con nuez moscada. Tus nuevas recetas de café favoritas te están esperando.

¿Qué puedo poner en el café?

Todo dependerá de tus gustos. Si te gusta el café más dulce, ponle un poco de azúcar o sirope saborizado. Puedes añadirle leche o una alternativa vegetal como la leche de avena para suavizar ligeramente los sabores más intensos. También puedes ponerle a tu café cubitos para enfriarlo más rápido, usando cubitos de hielo de café congelado en lugar de agua para que no se te agüe el café. Como el café es una bebida tan versátil, funciona bien con muchos sabores distintos, así que ¿por qué no añadirle un poquito de sirope aromatizado al café? La avellana, el toffee, el chocolate y el caramelo son deliciosos con el café y maridan muy bien; de forma individual, claro. Experimenta con tus sabores favoritos y descubre qué te gusta más en el mundo de las recetas de café.

¿Cómo se prepara una bebida de café como un barista?

Si le preguntas a cualquier barista, te responderá más o menos lo mismo: una receta de café se prepara a base de tiempo, práctica y café de buena calidad. Los gránulos de café soluble NESCAFÉ son café 100% puro, lo que los convierte en un excelente punto de partida para una receta casera de café. La mayoría de las recetas de café empiezan con una base de espresso, que es una medida (o dos, según la intensidad que prefieras) de café recién preparado. Cuando tengas la base del espresso bien preparada, solo hay que añadirle el resto de los ingredientes, sean los que sean: leche, siropes saborizados, especias o salsas dulces como el caramelo para realzar el sabor y disfrutar de la experiencia del café. Si quieres darle un toque elegante, siempre puedes añadirle un poco de espuma al café, como harías con un cappuccino o un café con leche, para darle ese aire de cafetería.

 

 

recipe_list_ref_id
RecipesListingPage_EUR_Coffee recipes_Oct_22